Nuestro punto de vista

hr

Desde nuestro punto de vista, la moda aparte de creatividad es visión.

Saber dar en el punto a la petición del cliente también es crear moda, la moda que la tendencia diaria te exige y al mismo tiempo introducir el matiz necesario que personaliza el trabajo.

La moda es sobre algo que viene de tu interior

– RALPH LAUREN

Los valores

hr
Estos son nuestros valores fundamentales…

Elegancia

Saber estar

… en nuestro trabajo el saber estar es fundamento esencial para poder dar aquello que nos demanda aquel que nos visita

Flexibilidad

Nuestro horario...

…es lo suficientemente amplio para dar servicio a todos aquellos a los que su jornada laboral tenga ocupados

Unidad

Observa...

…el ambiente que existe entre los integrantes del grupo es excelente y eso se transmite al cliente

Acceso

La accesibilidad...

… a cualquiera de nosotros es constante

Diversidad

Dentro de ...

…los integrantes de peluquería Abdón podrás elegir sin ningún tipo de problema al profesional que más te guste

Compromiso

Descubre...

…el compromiso de cualquiera de nosotros para con nuestros clientes

Nuestra Historia

hr

Los comienzos

La actual peluquería de caballeros ABDÓN, fué fundada originalmente por D. Eulogio Constantino Cáceres, el cual encontrándose trabajando como oficial en una peluquería que estaba en las inmediaciones de la plaza Mayor cacereña escuchó la conversación que su maestro tenía con un cliente, éste se quejaba de tener mal atendido a su caballo, y le decía si sabía de alguien que pudiera cuidárselo. El bueno de Eulogio que había prestado servicio militar en caballería, se ofreció para atenderlo, el cliente gustoso lógicamente accedió, y Eulogio se comprometió a ello.
Manteniendo este al equino para el paseo diario del señor, cuando el caballo murió, el caballero en agradecimiento le ofreció a Eulogio establecerse, a lo que, gustoso  lógicamente accedió, buscó un local, y el señor se encargó de costearlo todo.Gracias a estas dos personas existe la actual Peluquería ABDÓN.

Al cabo de los años, el señor Eulogio murió sus herederos traspasaron el negocio y la viuda de la persona que lo adquirió se lo traspasó a su vez a Abdón Barrantes, padre del actual propietario Jorge Barrantes